¿Cómo ajustar la horquilla de la bicicleta?

En el momento en que charlamos de la suspensión de nuestros neumáticos siempre y en todo momento consideramos que son precisos para absorber las irregularidades que podemos encontrar en la montaña, pero jamás pensamos en la necesidad de que nuestras ruedas toquen el suelo. De ahí que, y antes de ingresar en el tema, debemos revisar la presión de los neumáticos y amoldarla al género de lote sobre el que iremos a rodar. Ciertas funcionalidades de nuestros tenedores y amortiguadores, por poner un ejemplo, son aumentar al máximo la tracción en el momento de frenar, apresurar o pasar por curvas o asistirnos con la transferencia de peso que se genera en el momento en que se conduce, entre otros muchos son menos importantes.

Entre varios de los elementos que constituyen nuestra suspensión logramos hallar «la masa suspendida» (unas partes de la bicicleta, ruedas, ropa, etcétera. cuyo peso es permitido por las suspensiones), «la masa no suspendida» (unas partes de la bicicleta como los neumáticos, los frenos y ciertos elementos de la suspensión que no están soportados por las suspensiones), «el elemento flexible» (en varias suspensiones es un muelle, un bloque de elastómero o un cartucho neumático) y «el amortiguador» (lleva por nombre amortiguador con el que tenemos la posibilidad de modificar la agilidad de compresión y extensión del elemento flexible).

Configuración básica suspensión btt o horquilla frontal de bicicleta

La misión de un tenedor o suspensión es achicar los impactos y vibraciones de superficies irregulares por de qué forma o extensión de alguna forma supervisar la longitud de los brazos del tenedor o suspensión. El paseo del tenedor es la distancia entre absolutamente comprimido y completamente extendido. Este movimiento está bajo control por tres factores básicos: precarga, compresión y choque. Para supervisar y cambiar este movimiento, se usa aire a presión en una cámara de aire que devuelve el tenedor o la suspensión a su situación habitual tras la activación. La amortiguación de compresión (choque) controla la velocidad con que la suspensión pasa de su estado comprimido a su estado habitual, este ajuste se hace con aceite en una cámara. En el momento en que cierre el ajuste de amortiguación de compresión (choque), la suspensión se va a mover mucho más de forma lenta, al abrirla va a mover la suspensión mucho más de forma rápida.

Cambiar la compresión de gran velocidad

La compresión de gran velocidad es la mucho más frecuente al lado del choque. Protege los golpes fuertes que nos llegan en el momento en que se sobrepasan baches, piedras o saltos bastante fuertes. Los que nos harían caer de la bicicleta. Cuanto mucho más apretado hacemos esta predisposición (mucho más cerca = mucho más duro), mucho más agotado va a estar nuestro brazo, pero el tenedor resistirá golpes mucho más fuertes antes de llegar a la parada o parar su paseo.

La sensibilidad del tenedor asimismo se va a ver perjudicada.

Cuanto mucho más encerrado, menos sensible es. Y esto se apreciará a lo largo de su viaje. Podríamos decir que la compresión a gran velocidad «domina lo que pasa desde la mitad del sendero», si bien asimismo perjudica al resto del sendero.

¿De qué forma cambiar el choque?

Como norma establecida, el dial colorado es el ajuste de choque de la suspensión. En la situacion de los tenedores lo logramos hallar en la parte de arriba de las barras o en la parte de abajo de las botellas. En los amortiguadores, puede estar en la parte de arriba o inferior del choque, y es de manera fácil aparente. Lo que hacemos en el momento en que se cambia la situación del dial (comunmente nos ofrecemos cuenta e inclusive oímos múltiples clicks) es abrir o cerrar el paso del aceite por el circuito de choque. Si lo cerramos (comunmente en sentido horario), cerramos el paso del aceite a fin de que el choque sea mucho más retardado; Por contra, si lo abrimos (comunmente girándolo en sentido opuesto a las agujas del reloj), abrimos el paso del aceite a fin de que la suspensión vuelva mucho más veloz.

Como sucede con la mayor parte de normativas, es dependiente del cliente, en un caso así de cada motorista. Si andas habituado a pasar por zonas con pequeñas irregularidades, un choque algo retardado puede hacerte cómodo puesto que hace de almohada, y si no es requisito que las suspensiones se recobren velozmente para estar listos para el primer encontronazo mucho más, lo debes realizar. evitará seguir tolerando un choque bastante fuerte en el caso de un enorme salto. Por contra, si andas habituado a circular por terrenos con muchas irregularidades y pistas técnicas, es requisito rebotar mucho más con agilidad para no perder la aptitud de viajar y absorber, que paralelamente tiene aptitud de reacción. Pero no hay que ir bastante lejos por el hecho de que si la reacción es bastante rápida, en saltos o piedras enormes puedes «malestar» sobre el manillar puesto que las suspensiones tienen la posibilidad de accionar como un muelle puro y duro.

Paso 1: herramientas para cambiar el SAG

Para cambiar el SAG de su suspensión solo precisa una bomba de suspensión sin dependencia (no una para inflar las ruedas) y un montón de cinta adhesiva.

Este último no es requisito si la pista o la barra amortiguador viene con guías SAG pintadas (común a la suspensión de calidad estándar).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *